El juzgado reabre la investigación por la muerte de Rubén Esteban

En la nueva deriva que ha tomado el caso, ha tenido una importancia fundamental el informe pericial encargado por la familia de Rubén quien decidió recurrir a la ayuda de un perito criminalista con más de 25 años de experiencia en investigación policial, Lluís Duque, que había llevado casos tan complicados, como mediáticos, como el del cámara italiano Mario Biondo, hallado muerto en su piso de Madrid (2013) o el análisis de la autopsia de Lucia Vivar (Málaga 2017).

A finales del 2017, Duque realizó un informe sobre la extraña muerte de Rubén, revelando que la etiología de la muerte no se debía a ninguna cardiopatía, sino, que era compatible con un shock anafiláctico. [La anafilaxia es una grave reacción de hipersensibilidad, puede ser alérgica, provocada por alguna proteína como la LTP, la más común conocida, o la no alérgica, causada por algún agente químico de tipo medicamentoso].

“Rubén gozaba de una excelente salud, tan solo era alérgico al melocotón”, asegura tajante Milagros López, madre de Rubén.

En un comunicado, el abogado y portavoz de la familia, Manuel Castro, manifiesta que esta decisión judicial representa “un giro de 180 grados al caso”. La familia de Rubén “merece una investigación con todas las garantías judiciales” por el fallecimiento de “una persona joven y sana en unas circunstancias extrañas que ni siquiera la autopsia ha sabido determinar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *